Home » Información y desarrollo » La influencia de la genética americana en Europa

La influencia de la genética americana en Europa

0

Todos los profesionales en el negoció de la genética del cannabis han puesto sus ojos en los Estados Unidos en estos últimos años.  El cannabis se ha legalizado en la mitad de los Estados Unidos y en aquellos estados con una legislación del cannabis legal han observado una evolución importante de la genética.  La economía de libre mercado ha prestado mucha atención e ingresos a los cultivadores americanos con las mejores genéticas de cannabis.    Y con una prueba analítica del porcentaje de THC en cada paso del proceso de reproducción, el negocio de la genética en los EE.UU. es uno de los más profesionales y organizados.  Dutch Passion, y algunos otros bancos de semillas de calidad, han pasado tiempo en los Estados Unidos para llegar a conocer y comprender su industria del cannabis y las mejores genéticas que lo hacen funcionar.  

 

Entra en un dispensario de cannabis californiano y verás cada variedad etiquetada con el nombre, el porcentaje de THC y otros cannabinoides como el porcentaje de CBD, el porcentaje de CBG, etc. Para los clientes, ya sean recreativos o médicos, es la forma como debería venderse el cannabis. Las normas empresariales en muchos estados están ahí para proteger los derechos de los consumidores de cannabis.  Los estándares son altos y las reglas se aplican estrictamente.  Estas son unas excelentes condiciones para que la genética de élite evolucione y se refine.  Las mejores líneas genéticas con elevados niveles de cannabinoides son muy apreciadas.  

 

 

 

Una de las primeras que Dutch Passion llevó a Europa fue la Strawberry Cough original, una mezcla de sativa dominante que destaca por su sabor de fresa fresco y dulce y por su subidón antiansiedad calmante.  Es una línea genética potente y agradable que aún es popular entre cultivadores domésticos y compañías de semillas que buscan una base genética para sus futuras variedades.

 

La Blueberry fue otra variedad de raíces americanas con un THC alto que dejó una huella importante entre los cultivadores domésticos europeos.  Es una variedad potente con un subidón maravilloso y de larga duración; fue una inyección de genética muy necesaria a la nueva escena europea, un poco "rancia" en aquel momento.  Tanto la Blueberry como la Strawberry Cough conservan un gran prestigio entre los cultivadores domésticos europeos desde que fueron introducidas por primera vez.  Esto demuestra que las genéticas potentes, estables y de buena calidad nunca envejecen.  


 


Para una compañía de semillas como Dutch, también es un gran estímulo para seguir invirtiendo tiempo y energía en programas de reproducción basados en las mejores genéticas de cannabis de los Estados Unidos.  Evidentemente, esto significa mucho enfoque e inversión para obtener las mejores genéticas americanas, seguido de mucho tiempo invertido por parte de los reproductores más experimentados para mejorarlas y estabilizarlas aún más.  Y por supuesto, todo en estos días está respaldado con pruebas de laboratorio en todas las etapas del proceso.  Cualquiera que piense que trabajar con genéticas de cannabis es fácil, debería echar un vistazo a la cantidad de tiempo y esfuerzo que se esconde detrás de la creación de una sola variedad.  Y recuerda, no todos los proyectos de reproducción terminan con éxito. 

 

Una petición frecuente de nuestros clientes es ver las mejores genéticas fotoperiódicas americanas en semillas autoflorecientes feminizadas.  Los niveles superiores al 20 % de THC en genéticas americanas de excelente calidad se prestan a la conversión fácil a variedades autoflorecientes potentes.  Auto Brooklyn Sunrise es una de estas variedades, usando genéticas del clon Diesel "Brooklyn" de la costa este combinadas con genéticas AK del estado de Nueva York.  Es una auto de floración rápida, lista para cosechar al cabo de 65 días después de la germinación y con unos niveles inusuales de escarcha y un subidón agradable y feliz.


 

 

En un viaje por carretera en Colorado, Dutch Passion identificó un insuperable esqueje de Girl Scout Cookie con una potencia aturdidora y un agradable sabor dulzón y tropical a mango. Sabíamos que teníamos que usar esas genéticas y las combinamos con la Blueberry original para crear Auto Colorado Cookies, una variedad potente con sabor a magdalenas de arándanos.  De nuevo, agradecimos los excelentes contactos que tenemos en los Estados Unidos por ayudarnos con estas líneas genéticas excepcionales.

 

La Sour Diesel es una variedad americana que no necesita presentación, con unos niveles de THC de casi el 25 % en los mejores fenotipos; es una clásica totalmente americana en la que le hemos puesto nuestros ojos durante algún tiempo.  Nuestro equipo tomó el esqueje de la Sour Diesel y lo cruzó con un fenotipo excepcionalmente cítrico de California Orange, para obtener la híbrida autofloreciente Auto Daiquiri Lime.  Tiene un gusto cítrico agresivo, con un fuerte aroma y sabor a Diesel.  Es una combinación inusual, pero con niveles de THC previsiblemente altos y un gran sabor; es la opción perfecta para los aficionados a la Diesel que disfrutan de un placer duradero y absoluto de su cannabis.

 

Gorilla Glue es una de las variedades más recientes de los Estados Unidos que ha cautivado a muchas personas por sus niveles extremos de resina y humo tórrido. De nuevo, es una variedad potente con niveles de THC superiores al 20 % en los mejores fenotipos.  Nuestro equipo cruzó la Gorilla Glue con un clon de OG Kush para reforzar algunas genéticas de base extremadamente potentes.  El resultado se cruzó con nuestra Auto Blueberry que da un toque suave a la calidad del humo final.  La bautizamos como Auto Glueberry OG y es una de las líneas OG auto más potentes que hemos visto nunca, ganadora del tercer premio en la 2017 Highlife Cannabis Cup.

 

El trabajo continua para identificar y mejorar lo mejor de la mejor genética americana.  La búsqueda de la mejora continua solo puede ser una buena cosa para el consumidor de cannabis, quien puede esperar una nueva oleada de genéticas americanas extremadamente agradables que viene a complementar lo mejor de la escena europea de reproducción.  En este momento se está trabajando de valiente en un fenotipo excepcionalmente potente de Bubba Kush, junto con NY Diesel y un Island Pink Kush muy atractivo, también con nivel alto de THC y algunos de los cannabinoides menores.  El objetivo es producir una nueva gama de variedades de élite basadas en las mejores variedades de clones de Estados Unidos que combinan potencia, rendimiento y sabor sin comprometer ninguno de ellos.  Será divertido ver los resultados y comprobar que los niveles de potencia se conservan, con un colocón feliz y potente.

 

Desde el punto de vista de un banco de semillas, tenemos que decir que los últimos 5 años de reproducción de cannabis en los Estados Unidos han sido un impulso muy positivo para el mundo del cannabis, y esperamos que los próximos años sean aún más importantes a medida que más estados legalicen el cannabis y unan sus fuerzas.  El equipo de Dutch Passion vigilará de cerca esta situación.  El progreso en la reproducción profesional de la genética de élite en los Estados Unidos nunca había sido tan bueno como hoy.  Y parece que aún será mejor.  Podéis estar seguros de que Dutch Passion está haciendo todo lo posible para que la mejor genética americana llegue a Europa.


July 3rd 2000
Easy Indoor
Grow Guide

Comentarios recientes (0)




Leave a comment

Nombre
Dirección de correo electrónico
Your comment
Type the characters you see in the picture below
I would like to receive the newsletter
Contacta con nosotros   |   Disclaimer   |   Privacy policy, terms and conditions

Dutch Passion aconseja a todos sus clientes que comprueben las normativas y leyes locales antes de proceder a la germinación. Dutch Passion no se responsabiliza de las acciones de aquellos que actúen en contra de las leyes y normativas que son de aplicación en su país. Las semillas de cannabis deben conservarse como un recuerdo coleccionable por cualquiera que viva en una zona donde el cultivo de cannabis no sea legal.