30% DE DESCUENTO EN SABORES FRUTALES! HAZ CLIC AQUÍ!
Home » Información y desarrollo » Extracciones de cannabis con CO2. Haciendo aceite de cannabis con dióxido de carbono

Extracciones de cannabis con CO2. Haciendo aceite de cannabis con dióxido de carbono

0

Extracciones de cannabis CO2




Extracciones de cannabis con CO2. Haciendo aceite de cannabis con dióxido de carbono


Existen varias maneras de hacer aceite de cannabis. Algunas personas utilizan disolventes como el alcohol o la acetona. Otros, hacen extracciones de cannabis utilizando gas líquido comprimido como el butano. Pero un método de extracción de cannabis que es particularmente popular entre los profesionales es la extracción de dióxido de carbono (CO2). El CO2 nos rodea, ya que está presente en el aire que respiramos. Nuestros cuerpos producen CO2, forma parte del mundo natural.

Damos las gracias a nuestros amigos de Vitalis Extraction Technology, por los vídeos e imágenes que utilizamos en el blog de esta semana. Vitalis son muy conocidos en la industria del cannabis, son líderes en sistemas de extracción de CO2 y proveedores de algunos de los productores de concentrados de cannabis más grandes de Norteamérica.




Extracción de cannabis con CO2 vs extracción con butano (BHO)


El dióxido de carbono es un gas presente en la atmósfera a un volumen aproximado de 400ppm (partes por millón). Esto hace que sea fácil de captar. También es no inflamable, a diferencia de muchas otras sustancias utilizadas para hacer concentrados de cannabis. El CO2 se puede almacenar/transportar fácilmente en cilindros y se utiliza ampliamente en el sector de la restauración y de la cerveza.

La magia del CO2 es que, sometido a bajas temperaturas y alta presión, se comporta de forma similar a un disolvente y separa los componentes orgánicos como terpenos y cannabinoides de las hojas y cogollos de cannabis. Una vez que se han separado los aceites, terpenos y cannabinoides y se ha eliminado el material vegetal, el  CO2 se evapora en la atmósfera, dejando un residuo pegajoso de puro aceite de cannabis. No hay que preocuparse por tener que limpiar cantidades residuales de butano o de alcohol. Las extracciones de CO2 son limpias y seguras por naturaleza. 

La extracción de cannabis es hinchazón




¿Por qué los profesionales usan CO2 más que los cultivadores caseros?


El dióxido de carbono es uno de los métodos más populares para las compañías profesionales de extracción de cannabis a gran escala. Los sistemas de extracción de CO2 se pueden utilizar directamente, sin riesgo de fuego o explosiones. Y los aceites resultantes son puros, no hay que estar pendiente de eliminar residuos de disolvente. Las únicas materias primas necesarias son el puntual cilindro de CO2 y muchos cogollos. El CO2 es ideal para extracciones a gran escala, en las que se pueden producir varios litros de aceite de una sola vez. Para un productor profesional de concentrado de cannabis, el CO2 es rápido, fácil y sencillo.

Instalación profesional para extracciones




¿Cómo funciona la extracción de cannabis con CO2?

Aceite de cannabis


El CO2 se bombea desde un cilindro de gas a un cilindro de baja temperatura bajo presión. En ese estado, el CO2 actúa más como un líquido que como un gas. A continuación, se empuja el CO2 a través de un tubo extractor que contiene el cannabis, esto es lo que se conoce a menudo como ‘recorte‘. En los sistemas grandes, estos tubos extractores pueden ser de 2-3m de longitud y tener capacidad para 100 litros de recorte. Se trata de producción de aceite de cannabis a escala gigante. Como el CO2 actúa como un disolvente orgánico líquido, disuelve la resina en los tricomas. El CO2 también disuelve y retira los terpenos.


Estos son los químicos que dan sabor y aroma al cannabis. Después de la fase de extracción, el CO2 contiene los aceites, cannabinoides y terpenos que se encontraban antes en los cogollos y las hojas de marihuana. Se introduce entonces el CO2 en un recipiente condensador, devolviéndolo a la presión y temperatura normales. Lo que queda es aceite de cannabis, también conocido como aceite de hachís. El CO2, en su mayoría, se vuelve a recoger para ser utilizado de nuevo, tan sólo una pequeña cantidad de CO2 se pierde cuando se recoge el extracto.


 


Producción de aceite de cannabis a escala industrial


El aceite de cannabis recién producido contiene muchas burbujas de CO2, que se pueden ver explotando lentamente. A lo largo del proceso, el aceite de cannabis va pasando de ser una espuma de color naranja claro, a un líquido más viscoso y aceitoso. En esta fase, los cannabinoides todavía no han sido decarboxilados. Esto se realiza más tarde, y se puede hacer calentando el aceite durante un tiempo limitado. Después de la decarboxilación, el aceite es analizado y utilizado para numerosos productos, incluyendo comestibles, cartuchos de vaporizador, productos para ‘dabbing‘, etc. Durante la decarboxilación, se producen pequeñas burbujas de CO2 en el aceite a medida que el THCA se convierte en el componente psicoactivo que conocemos y amamos, el THC. Esto sucede a aproximadamente unos 104ºC y lleva alrededor de 30-45 minutos.




Extractos de cannabis hechos a partir de CO2


Variando lentamente la temperatura y la presión, el profesional puede ‘fraccionar’ (controlar) la manera en la que los aceites, terpenos y cannabinoides se condensan a partir del CO2. Esto hace posible que la extracción de cannabis se condense de diferentes maneras, permitiendo crear diferentes tipos de productos. Cambiar las temperaturas/presiones y la proporción de CO2 por recorte, produce distintos tipos de concentrado de cannabis. Desde aceites hasta materiales grumosos, textura similar a la cera, desmenuzables, etc. En manos de los profesionales, un  sistema de extracción de CO2 es versátil, rápido, de confianza y muy productivo.

En Norteamérica, el mercado de los concentrados ha crecido más rápido de lo que muchos esperaban. En las áreas donde es legal, se ofrecen muchos cartuchos para vaporizadores con diferente proporción de THC por CBD, que puedes insertar cómodamente en tu vaporizador. Los mercados de productos comestibles, cosméticos y cremas de cannabis también están creciendo rápidamente y todos estos mercados dependen de los concentrados de cannabis.

Debido a las presiones y temperaturas que se utilizan en los sistemas de extracción de CO2, el equipamiento sólido tiene que estar hecho necesariamente de acero de alta calidad. Los sistemas suelen ser demasiado grandes para un cultivador doméstico. La tecnología no se presta al uso del pequeño cultivador casero que quiere hacer unos pocos gramos de aceite de manera puntual. Los sistemas de extracción de CO2 se adecúan a las necesidades de los productores comerciales de extractos a gran escala. Y hacen un muy buen trabajo.







March 20th 2019

Categories:

Comentarios recientes (1)

On 12 -06-2019 at 19:51 u Gabriel nuñez almario wrote:
buenas tardes quisiera saber como funciona esta tecnologia de extraccion de aceite de cannabis agradezco su orientacion gabriel
 




Leave a comment

Nombre
Dirección de correo electrónico
Your comment
Type the characters you see in the picture below
I would like to receive the newsletter
Contacta con nosotros   |   Disclaimer   |   Privacy policy, terms and conditions

Dutch Passion aconseja a todos sus clientes que comprueben las normativas y leyes locales antes de proceder a la germinación. Dutch Passion no se responsabiliza de las acciones de aquellos que actúen en contra de las leyes y normativas que son de aplicación en su país. Las semillas de cannabis deben conservarse como un recuerdo coleccionable por cualquiera que viva en una zona donde el cultivo de cannabis no sea legal.
Trustpilot